¿Cómo puedo tener Android en una Raspberry Pi y para qué me serviría?

¿Cómo definir una Raspberry Pi? Básicamente estamos ante una placa que es un mini-ordenador. Tiene todo lo necesario para serlo: CPU, RAM, puertos, alimentación, conectividad, salida de vídeo y audio… Y todo en un espacio muy compacto y a un precio muy barato (35 dólares). Y como todo ordenador hay que ponerle un sistema operativo.

El sistema operativo que casi todo el mundo usa en la Raspberry Pi es Linux, alguna distribución basada en Debian. Con el último modelo de la Raspberry Pi, que está en boca de todos, incluso se le podrá poner Windows 10. Y Ubuntu será soportado de forma nativa ya que añade el juego de instrucciones ARMv7. Ahora bien, también le podemos poner Android. ¿Cómo y para qué?

Instalar Android en la Raspberry Pi

En principio no hay mucho problema para poner Android en una Raspberry Pi, tanto las versiones antiguas como las nuevas. Estamos ante un “ordenador” con un procesador basado en ARM, como casi todos los móviles Android. Por tanto lo que tenemos que hacer es buscar una ROM que esté preparada para Raspberry Pi.

El problema es que Android no suele ser muy popular en Raspberry Pi y no hay tanto soporte como de otros sistemas operativos. La versión más popular de Android para Raspberry Pi es Cyanogen 7.2. Sí, estamos hablando de un Android 2.3 que se nos queda algo anticuado.

Para instalar la ROM tenéis que descargar la imagen de Cyanogen 7.2 a vuestro ordenador. Si usáis Winddows basta con descomprimir el archivo y usar Win32 Disk Imager para flashear el archivo img en una tarjeta SD formateada en FAT32 y de al menos 4 GB de capacidad.

Si usais Mac o Linux tendréis que usar un comando del sistema operativo para flashear imágenes, el siguiente:

Seguir leyendo el tutorial | Xataka Android

Autor: Alejandro Nieto Gonzalez

Be Sociable, Share!

About The Author