Cómo instalar Recalbox, pack de emuladores y media player en Raspberry Pi

En Uptodown somos muy fans de Raspberry Pi, el micro PC low-cost cuyos usos más extendidos son el de centro multimedia y de plataforma de emulación de videojuegos. ¿Pero qué pasa si queremos tener todo junto y que no sea complicado instalarlo y configurarlo? Pues que nos encontramos con cosas como RecalBox, una impresionante distribución preconstruida para Raspberry Pi que incluye tanto el conocido Media Center KODI como el frontend EmulationStation configurado con todo un abanico de emuladores de fondo cortesía de la API de Libreto y RetroArch. Que nadie se asuste con tanto nombre, que la cosa es mucho más fácil de lo que parece.

¿Qué puedo hacer con RecalBox y Raspberry Pi?

Conectándolo a nuestra televisión y dado su ínfimo consumo energético podemos tener un completísimo centro multimedia de reproducción y juego sin necesidad de recurrir a otros dispositivos de hardware externos. Si queremos ver vídeos podremos hacerlo a través de cualquier dispositivo USB conectado al RasPi, por lo que podrá servir de puente para un disco duro externo con nuestra colección. Todo ello con el incentivo de correr sobre el mencionado KODI y sus interminables características que lo convierten en el MEJOR centro multimedia que existe en la actualidad (y que me perdonen los fans de Plex).

Pero el plato fuerte de esta combinación es que podremos saltar fácilmente de KODI al mencionado launcher de juegos, donde tendremos acceso inmediato a nuestra colección de ROMs de máquinas clásicas, siendo soportadas tanto máquinas de 8 y 16 bits como Super Nintendo o Master System como sistemas más modernos como la primera PlayStation o Nintendo 64. Esto es posible gracias al potencial del reciente Raspberry Pi 3, capaz de resistir el envite de emulaciones más exigentes.

Pero ojo, que no hace falta pelearnos con cables y conexiones. Además de todo lo mencionado, RecalBox viene preconfigurado para que desde cualquier otro equipo conectado a la misma local podamos enviar los juegos al RasPi a través de un cliente de navegador conectado por Samba. Una gozada. Y lo mejor, al usar RetroArch de fondo no hace falta meterse en peleas con cada emulador por separado a la hora de configurarlos, ya que todo el proceso, tanto de control como de gráficos, se realiza de forma unificada. Un For Dummies en toda regla.

Qué necesito para usar RecalBox

Seguir leyendo el tutorial | uptodown
Autor: Raúl Rosso

Be Sociable, Share!

About The Author