La nueva Raspberry Pi está enfocada al diseño de aplicaciones industriales

La nueva Raspberry Pi Compute Module 3 ha salido hoy al mercado y cuenta con la ventaja de ser más pequeña y barata que el modelo anterior. Sin embargo, los fabricantes no esperan la misma avalancha en el mercado con respecto a otras versiones. Eben Upton, creador del ordenador, ha predicho que el ritmo de ventas “será más lento”, teniendo en cuenta que la nueva placa no está diseñada para el uso doméstico o para la enseñanza, sino para aplicaciones industriales.

Para hacer uso del equipo, los compradores tendrán que diseñar un producto con una ranura en la placa de circuito para acomodarlo y que tomará tiempo.

El nuevo dispositivo tiene el mismo procesador Broadcom BCM2837 de cuatro núcleos y 64B y 1GB de RAM, pero el tamaño llega a ser la mitad de pequeño que el Raspberry Pi 3 y no tiene Ethernet, USB, tarjeta SD, WiFi ni pantalla Sockets.

Pero todas estas prestaciones que faltan se incluyen en un conector que encaja en un SODIMM, normalmente utilizado en actualizaciones de memoria portátil, permitiendo a los diseñadores de productos industriales elegir los puertos que quieren exponer en sus productos y las funciones de que quieren disponer o prescindir. La Fundación Raspberrry Pi ha diseñado su propio tablero. El objetivo de esto es que la placa pueda ser incorporada en todo tipo de robots y máquinas industriales.

Seguir leyendo el artículo | COMPUTERWORLD

Be Sociable, Share!

About The Author