Los cazadores furtivos sorprendidos en flagrante delito por la Raspberry Pi

Los cazadores furtivos siguen cazando y masacrando animales en peligro de extinción, pero las personas que se dedican a salvaguardar a estos animales tienen una nueva herramienta para su protección: una red de cámaras gestionadas por una Raspberry Pi.

Las cámaras se quedan escondidas en lugares claves, donde toman un máximo de 30 fotos por día, luego pasan esa información a través de satélites a Inglaterra, donde se visualiza toda la información y se clasifica.

El proyecto es una colaboración entre la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL) y el Servicio de Vida Silvestre de Kenia, que utiliza un kit desarrollado por Cambridge Consultants.

Las cámaras utilizan una conexión a un nodo central alimentado por una Raspberry Pi.

Seguir leyendo la noticia | Pulsa aquí

Be Sociable, Share!

About The Author