Mi Raspberry Pi: NAS y seedbox

Aún me faltan por documentar unos cuantos ajustes de mi entorno de consola, pero démonos un pequeño respiro y abordemos algo con un uso práctico más «inmediato»: vamos a apañar nuestra Raspberry Pi para que haga las veces de NAS y de seedbox (a pequeña escala).

NFS

NFS es un protocolo de sistema de archivos en red: nos permite acceder a los archivos almacenados en un equipo remoto como si estuvieran almacenados localmente.

Lo usaremos para acceder y trabajar cómodamente con nuestro disco externo.

Instalación

Tanto el cliente como el servidor NFS requieren únicamente la instalación del paquete nfs-utils:

$ yaourt -S nfs-utils

Sincronización horaria

Además, se recomienda ejecutar un servicio de sincronización horaria en todos los nodos, para mantener los relojes sincronizados. De no hacerlo, NFS podría introducir tiempos de espera no deseados.

Instalamos pues ntp, que sincronizará el tiempo con los servidores NTP disponibles en Internet:

$ yaourt -S ntp

Por defecto, el servicio acepta:
• todas las peticiones locales;
• peticiones externas de tiempo, con límite de frecuencia de peticiones y KoD [4] (a fin de evitar abusos).

Para mayor seguridad, podemos denegar directamente esas peticiones externas: no tenemos ningún interés en hacer de servidor, tan sólo nos interesa la faceta de cliente del programa.

$ sudo nano /etc/ntp.conf
# cambiamos la cadena «limited» por «ignore»
restrict default kod ignore nomodify nopeer noquery notrap

Ya podemos iniciar (y activar) el servicio con:

$ sudo systemctl enable ntpd
$ sudo systemctl start ntpd

Configuración del servidor NFS

Es decir, la parte de la configuración de la Raspberry Pi.

Seguir leyendo el tutorial | Soulbits

Autor: Soulchainer

Be Sociable, Share!

About The Author