Termómetro para barbacoa, ahumador, horno… con Raspberry Pi

Hace un par de fin de semanas que quedé con un amigo para ahumar unas costillas y solomillos. El proceso de ahumar, para mi sorpresa es más laborioso y delicado de lo que pensaba. Una de las claves de dicho proceso es la temperatura.

El ahumador de este amigo mío, por supuesto tenía un termómetro, pero dejó de funcionar aquel día, así que tuvimos que estimar la potencia del mismo, y así salíó la carne :p

Una de las conversaciones que tuvimos a lo largo del día fue la de crear un termómetro para el ahumador y que además pudieramos comprobar la temperatura de forma remota. Y de ahí al proyecto de fin de semana y el motivo de esta entrada.

Para montar todo este tinglado, necesitaba una Raspberry Pi con todos sus avíos (tarjeta de memoria, fuente de alimentación y adaptador inalámbrico), pero necesitaba el/los componente/s esenciales, algún sensor que sea capaz de soportar altas temperaturas y que puede conectar a la Raspberry Pi.

Después de buscar un rato y echar un vistazo a un proyecto llamado HeaterMeter, me decidí por una opción más sencilla para mi. Me hice con un par térmico (thermocouple), éste en concreto y un circuito amplificador (MAX31855) para hacer de interfaz con la Raspberry Pi.

Después de soldar la componentes del circuito y conectar el par térmico al mismo, llega el momento de conectarlo a la Raspberry Pi.

El amplificador usa SPI para comunicarse con nuestra Raspberry Pi. La Raspberry Pi dispone de 3 SPIs, pero sólo 1 está expuesto a la cabeza de pines (GPIO).

Tenemos 2 formas de comunicarnos con el interfaz SPI, por hardware o software. La librería que usaremos para leer el sensor, nos permite usar directamente el SPI de la Raspberry Pi, o emularlo por software. La ventaja principal del uso de SPI por hardware sobre software, es que se más rápido a la hora de comunicarnos con el sensor, que en nuestro caso es irrelevante, ya que no necesitamos leer la temperatura a intervalos muy cortos. Otra ventaja que tenemos al usar el SPI por hardware, es que dejamos libres los pines de propósito general, en caso que conectemos más sensores.

Nota: he probado los dos métodos y funcionan exactamente igual y la diferencia de velocidad es inapreciable, pero me decanté por método hardware por la segunda razón antes mencionada.

Antes de ponernos a cablear, suponemos que tenemos instalado un sistema Raspbian, actualizado y con conexión a internet. Si te decantas por el método hardware además tienes que activar SPI en tu sistema, ya que por defecto viene bloqueado. Esto lo puedes hacer desde la utilidad de configuración raspi-config:

Seguir leyendo el tutorial | CyberHades

Autor: tuxotron

Be Sociable, Share!

About The Author