Una impresora 3D, una Raspberry Pi y poco más para tener esta excelente consola de videojuegos

Como siga guardando enlaces de las cosas que quiero imprimir cuando tenga una impresora 3D, creo que me va a salir más caro el material que la propia impresora. Y es que siguen saliendo modelos realmente interesantes para imprimir y convertirlos en cosas realmente útiles o, por que no decirlo, que simplemente me apetecería mucho tener. ¿El último modelo? Una consola de videojuegos cuyo gabinete está creado gracias a una impresora 3D.

una-impresora-3d-una-raspberry-pi-y-poco-mas-para-tener-esta-excelente-consola-de-videojuegos-1

Lo mejor de todo es que el gabinete se monta mediante varias piezas a imprimir por separado. En concreto si nos fijamos en la imagen anterior vemos que en vertical hay dos niveles y en horizontal otros dos, con lo que tenemos una base compuesta de 4 partes, una zona central formada por 2 y una superior por otras dos. La última pieza es el panel frontal.

Además de las diversas piezas que componen el gabinete, también tenemos una Raspberry Pi para ejecutar los emuladores. La detección de los mandos añadidos a la consola se hace mediante los puertos GPIO de la propia Raspberry Pi sin necesidad de escudos u otros elementos. Ahora sólo queda añadir una pantalla LCD y tenemos un gabinete para jugar la mar de chulo. Los pulsadores y demás elementos pueden comprarse por internet. La máquina está hecha para una pantalla de 7”, para que os hagáis una idea de las dimensiones.

Si desde luego siempre has querido tener tu propio arcade deberías considerar este excelente proyecto. La impresión de todas las piezas lleva algo de tiempo, de 8 a 10 horas de impresión por bloque, y el gasto aproximado es de 1,25 kilos de plástico. Todas las piezas están listas para descargar e imprimir en Thingiverse. Sólo me queda felicitar a malopezn por este excelente proyecto.

Fuentw | Xataka

Autor: Fernando Doutel

Be Sociable, Share!

About The Author